Inicio » Masoterapia » La masoterapia como tratamiento para adelgazar

La masoterapia como tratamiento para adelgazar

masoterapia para adelgazar

La masoterapia es una técnica que se basa en la utilización de masajes para el tratamiento de numerosas afecciones físicas, actualmente se puede utilizar para eliminar la celulitis, retención de líquidos, mejorar la recuperación de lesiones e incluso puede llegar a utilizarse como método de adelgazamiento.

Si estás interesado en conocer más sobre el uso de la masoterapia para perder peso, entonces te recomendamos seguir leyendo.

La masoterapia como tratamiento para adelgazar

Existen numerosos tipos diferentes de masajes que se pueden realizar con la masoterapia para conseguir perder peso, la elección de este tipo de masaje dependerá principalmente de las zonas a tratar y de las diferentes patologías y problemas que puedas tener.

Por ejemplo para perder peso, los tipos de masajes a utilizar pueden ser los siguientes:

¿Cómo me ayuda exactamente la masoterapia a perder peso?

La capacidad del cuerpo de oxidar la grasa y por lo tanto, perder peso depende de varios factores entre los que se cuentan aquellos como la cantidad de riego sanguíneo hacia la zona, la cantidad de toxinas e impurezas, el exceso de líquidos acumulados e incluso los niveles de inflamación de la zona.

masoterapia para perder peso

Con el uso de la masoterapia podremos incrementar el flujo sanguíneo de la zona, por lo que de esta manera nuestro cuerpo podrá extraer más grasa de dicha zona y de forma mucho más fácil, y es que, ¿te has dado cuenta que las zonas de tu cuerpo con mayor cantidad de grasa siempre están más frías si las comparamos con aquellas zonas más magras? Esto es debido a una menor cantidad de capilares y por lo tanto, menor riego sanguíneo en la zona lo cual dificultad la extracción de la grasa.

También como hemos dicho anteriormente nos permitirá eliminar las toxinas y otras impurezas de la zona, cuando los adipocitos están libres de impurezas y otras toxinas nuestro cuerpo será más propenso a romper y oxidar los ácidos grasos de dichos adipocitos, por lo que podremos perder más peso; lo mismo pasa con los niveles de inflamación.

Tampoco debemos olvidarnos de la capacidad de drenaje linfático que nos ofrece la masoterapia gracias a la estimulación de la linfa, por lo que al eliminar el exceso de líquidos de la zona parecerá que habremos perdido una gran cantidad de grasa corporal, y es que la retención de líquidos tiene una apariencia muy similar a la grasa.

Por último pero no menos importante, nos ayuda a reducir nuestros niveles de estrés y por lo tanto nos ayudará a mantener unos buenos niveles de la hormona cortisol; si los niveles de cortisol se encuentran muy elevados, nuestro cuerpo tendrá a almacenar más grasa y a oxidar menos.

Y recuerda; no confundas masoterapia con mesoterapia, ya que son completamente diferentes, esta última se basa en la utilización de inyecciones con numerosos extractos herbales y otras substancias para el tratamiento de las patologías.

 

 

Artículos Relacionados

Presoterapia, una alternativa para combatir la celulitis

La presoterapia es una técnica que hoy en día se utiliza mucho como respuesta al ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *